¡Temporada Verano 2024!
Cocina con Levantelier

En esta noche especial… ¡COCINA CON LEVANTELIER!

roscon de reyes de hojaldre YT

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»11179″ img_size=»medium» alignment=»center»][vc_column_text]»Ya vienen los Reyes Magos, ya vienen los Reyes Magos, caminito de Belén…»

Hoy traemos algo completamente diferente, y es que no hay nada que nos guste más, a parte de nuestra dedicación, que la cocina… así que, ¡hoy, tú y tus niños, cocináis con Levantelier!

Tenemos, entre manos, un delicioso Roscón de Reyes: que se hace en un ‘pis pas’ y que puede ser un plan de lo más estupendo y sabroso para merendar después de abrir los regalos.

Pónganse, pues, el delantal, el gorro… ¡y márquense unas buenas risas para despedir la Navidad![/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]INGREDIENTES:

  • 2 Placas de hojaldre
  • 1 Bote de nocilla
  • Agua
  • Azúcar glass
  • Chucherías

1- Lo primero que hay que hacer es buscar la bandeja de cualquier molde de bizcocho que sea de tamaño más bien grande. Estaría bien una de 22 cm de diámetro.

2- Dejaríamos el horno pre-calentado a 200 º. Mientras, colocamos nuestra masa encima de la bandeja y, con los dedos, marcamos el borde.

3- Con un cuchillo, con supervisión de los padres, cortamos la circunferencia y, por consiguiente, un vaso, para marcar el círculo de en medio.

4- Repetiremos el mismo proceso con la otra placa de hojaldre.

5- Colocaremos la Nocilla con la ayuda de un cuchillo en una de las esferas dejando un dedo sin cubrir tanto en la parte interior como en la parte exterior.  Colocamos la otra esfera encima.

6- Con los dedos presionamos la parte de dentro para unir ambas placas y hacemos un pequeño dobladillo y con un tenedor presionamos.

7- Luego hacemos lo mismo con la parte de fuera.

8 – Con un cuchillo, hacemos pequeños cortes sin llegar a tocar el chocolate.

9 – Lo metemos en el horno unos 15 minutos – pero esto depende de cada horno -. Tendréis que ver si está doradito o no.

10 – Una vez sacado, lo sacamos y dejamos enfriar por completo.

AHORA EL CONDIMIENTO…

La glasa:

  • Para ello en un cuenco ponemos azúcar glass, unos 150 gr y vamos agregando agua poco a poco. Agregaís un poco y removéis. Id poco a poco, porque si os pasáis quedará demasiado líquido y no servirá. Cuando tengáis una consistencia como la de un bote de pintura estará listo.
  • Ponemos un papel de hornear y nuestro rosco encima. Y vertemos poco a poco nuestra glasa por el medio del rosco. Si veis que se os ve el rosco, coged con una chucharilla lo que se os haya caído por los bordes y volvéis a echar en el rosco, podéis hacerlo las veces que queráis.
  • Y llegó la hora de decorar, colocar chuches de distintos tipos, monedas, etc… el Rosco, podéis hacerlo las veces que queráis.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]¿Veis qué fácil? ¿Os animáis?

Despedimos la Navidad con la venida de los Reyes Magos: Una noche mágica, única, especial y sensacional. Y, por eso, no queríamos dejar pasar este post…

Venga, ¡que nos hemos animado!… pronto, vendremos con más recetas chulas.

Espero que la disfrutéis tanto como nosotras en casa. ¡Una receta que nunca falla hasta en fuera de fecha![/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_gallery type=»image_grid» images=»11180″ img_size=»medium»][/vc_column][/vc_row]

Deja un Comentario

0